Chacón y los lugares comunes

Hace unos días me dediqué a echarle un vistazo al “programa” de Rubalcaba de cara a estas primarias. Lo cierto es que no acabé especialmente impresionado - más bien lo contrario. Ayer el equipo de Carmen Chacón, con cierto retraso (¿quién narices publica un programa político después que la gente haya votado?) publicó su decálogo de medidas económicas, así que supongo que tendré que echarles un vistazo.

Desde el punto de vista meramente estético, realmente es un ejercicio de contrastes. El programa de Rubalcaba fue publicado en formato juguetería 2.0, con iconos, colores y empaquetado postmoderno envolviendo ideas más bien minúsculas. La gente de Chacón, por el contrario, ha apostado por un PDF de 14 páginas sin un cochino dibujito ni letra de colores; un despiadado muro de texto para frikis de la política. Otra cosa no, pero al menos dan más texto para leer.

El contenido, sin embargo, es otro tema. El texto empieza con la ya inevitable diatriba contra el avance imparable del pensamiento conservador en el mundo, etcétera, etcétera, y quejidos contra los habituales fantasmas de la izquierda estos días, como las agencias de calificación. Hablar de “economía del miedo” es estupendo en una barra de bar, pero está a dos pasos de clamar contra los Gnomos de Zurich. Mencionar el “pensamiento único”, a estas alturas, es para echarse a llorar.

En fin, es la introducción. Aquí es donde das la carnaza y te cubres las espaldas señalando que eres uno de los nuestros, supongo. Igual que hablar del crecimiento redistributivo y sostenible. Es una de estas cosas. Hablar sobre desigualdades con lenguaje de 1910 es una de esas cosas que haces en un partido antiguo. Veamos las medidas.

1. Política Europea de Empleo:

el análisis no es del todo torpe, pero las medidas que pide para el crecimiento son bastante burdas. El problema de Europa no es sólo cosa de política fiscal contracíclica; hay mucho de problemas estructurales. Esto pasa por un sistema monetario sin estabilizadores automáticos, una regulación bancaria nacional en vez de Europea, y una serie de instituciones nacionales que hacen imposible un crecimiento económico mínimamente equilibrado o decente. Retrasar los ajustes y estímulo fiscal en Alemania o políticas de igualdad no arreglarán nada en este aspecto; el problema de la eurozona no son las desigualdades.

2. Nueva gobernanza económica europea:

Dejando de lado la extraña obsesión con una agencia de calificación pública (una pérdida de tiempo) tenemos bastantes ideas sensatas. También son una revolución en toda regla del sistema institucional europeo, y algo totalmente inaplicable con Merkel de Canciller, pero ese es otro tema.

3. Nueva fiscalidad para reducir desigualdades:

Subir impuestos a los ricos, eliminar deducciones y agujeros fiscales. Lo primero me parece loable en teoría y deseable en la práctica, pero tiene un efecto relativamente limitado en la reducción de desigualdades. Lo repito a menudo: el estado de bienestar redistribuye muy poco recaudando impuestos, ya que ni hay tantos ricos ni es tan fácil sacarles dinero, pero redistribuye muchísimo vía gasto público. Un partido de izquierdas tiene que preocuparse mucho más de gastar bien que de recaudar mucho.

Dejando de lado este detalle, la simplificación del sistema fiscal haría mucho más para aumentar la progresividad del sistema que el subir impuestos sin más. Y de paso tendría un efecto positivo sobre el crecimiento.

4. Modelo productivo sostenible:

Menciona política industrial, crédito oficial, favorecer a las pymes y sostenibilidad. Tres lugares comunes que o no quieren decir nada o son contraproducentes. Al menos defiende una política de competencia sólida. Es algo.

5. Estado de bienestar fuerte:

En un partido de izquierdas pedir esto es como decir que beber agua es necesario, así que otro lugar común. Lo de poner un gasto mínimo por ley debe ser el equivalente de izquierdas a la ley de estabilidad presupuestaria, pero en versión tonta. Limitar el déficit estructural tiene sentido porque es peligroso que un gobierno ahora deje deudas impagables a un gobierno futuro. Si los votantes de un gobierno actual quieren gastar menos, sin embargo, no están haciendo daño a nadie más que a sí mismos.

6. Sistema financiero al servicio de la economía productiva:

Por aquí siempre he dicho que yo quiero que el sistema financiero en general y los bancos en particular sean instituciones fuertemente reguladas e increíblemente aburridas. Hasta aquí bien. Los bancos españoles no estaban demasiado lejos de este modelo, pero las cajas públicas ya se ocuparon de tener tendencias suicidas. Cosa que no mencionan, para variar, y piden algo parecido a banca pública o crédito oficial. Otra vez.

Regular los bancos a nivel europeo, por cierto, es imprescindible. Otra cosa es que el Consejo de la UE lo apruebe.

7. Reforma energética basada en la innovación:

Otro cúmulo de lugares comunes, con la vieja manía antinuclear y ganas de planificar qué sector económico nos hará ricos. Ni una palabra sobre la solemne, gigantesca pifia que han sido las renovables en España, o el disparatado mercado eléctrico español. En este apartado cualquier cosa que no sea impuesto sobre emisiones y salir de enmedio es una bobada, especialmente viniendo de un partido de izquierdas.

8. Mercado de trabajo:

Tras tres años de fracaso continuo y lamentable del diálogo social, piden… bueno, más de lo mismo. Este semana hemos visto acuerdos en este aspecto, pero sólo porque el gobierno del PP ha avisado por activa y por pasiva que si no había pacto legislaban ellos y punto. Incluso así no hemos visto reforma laboral.

El resto de la sección es aún peor, sin embargo. No a la reforma laboral, negociación colectiva sectorial, y la enorme estupidez que con esta legislación el paro ha llegado a estar al 9%, tasa que en cualquier país del mundo es una catástrofe pero aquí se menciona como un gran éxito. Y por descontado, el kafkiano sistema actual y sus 40 modelos de contrato no tiene nada que ver con el crecimiento económico.

En condiciones normales, esta sección me bastaría para votar a otro candidato automáticamente. El problema es que Rubalcaba ni mencionaba esto en su programa. No sé qué es peor.

9. Formación contínua:

Una sección llena de ideas autoevidentes, pero ninguna demasiado espantosa. Señalan con acierto que la educación preescolar es clave; cosa que está bien. No mencionan la dinamita al hablar de universidades públicas, cosa que decepciona un poco.

10. Derecho a vivienda:

Al menos habla de alquileres. El resto es echar la culpa a los bancos y crear formas para pedir clemencia.

—-

Resumiendo: de los diez puntos, tenemos un montón de obviedades, unas cuantas listas de la compra de la izquierda clásica, un diagnóstico aceptable de la crisis de la eurozona y dos o tres ideas horribles típicas de la izquierda verdadera que no sé qué hacen en un programa electoral a estas alturas. También tenemos un par de ideas decentes (reforma fiscal e instituciones europeas) y unas cuantas cosas bastante inofensivas pero aceptables, pero nada que me haga pensar que detrás de este programa hay alguien especialmente interesado en modernizar el programa político del PSOE.

La verdad, es bastante decepcionante; me esperaba más de Chacón y su equipo. Lo mejor que se puede decir de este documento es que es al menos una lista concreta de ideas mediocres, cosa que supera la lista dispersa de ideas vacias que presentó Rubalcaba. Pero esto no es decir gran cosa.

Difúndelo:

Suscríbete

Síguenos en tu lector RSS, por Twitter o Facebook.

13 Responses to Chacón y los lugares comunes

  1. joas 24 enero, 2012 a las 07:59 #

    No se quién es la verdadera izquierda, pero esto leído suena como la tertulia de intereconomia.

  2. Josei 24 enero, 2012 a las 09:10 #

    Verdadera Izquierda (TM)= Izquierda Unida, algunos 15M, Vicenç Navarro, Escolar y unos cuantos Illuminati más que rondan por las españas.

    Sobre el tema en cuestión, yo es que no sé como os preocupais de lo que hace el PSOE, si importa un carajo hasta que no haya elecciones, dónde puede que incluso pongan otro candidato. Y aún así, es por estos lares dónde habeis dicho que el secretario hace poco más que seguir las premisas de la cúpula del partido.

  3. Carlos Jerez 24 enero, 2012 a las 10:55 #

    Miénteme, dime que hay alguien por ahí que si no ahora dentro de pocos años surgirá y llevará al PSOE a ser capaz de gobernar bien en materia económica.

    Por cierto, aquí os dejo una noticia sobre una encuesta interna del PSOE, ya tiene un mes, si sabéis de alguna más reciente publicadla por favor, creo que merecen cierta atención.

    http://elconfidencialdigital.com/politica/070897/bases-en-red-un-movimiento-dentro-del-psoe-que-provoca-inquietud-en-el-aparato-su-barometro-critica-la-falta-de-democracia-interna-y-apuesta-por-madina-como-lider

    Sacado de la encuesta:
    Quiénes deberían elegir al Secretario/a General:

    - militantes: 46’9%
    - militantes y simpatizantes: 42’3%
    - militantes, simpatizantes y electores: 9’7%
    - delegados/as al Congreso: 1’1%

    Para mí la dirección del PSOE da vergüenza, pero el partido en si no.

  4. Burrhus, el elefante neocón 24 enero, 2012 a las 11:36 #

    “En condiciones normales, esta sección me bastaría para votar a otro candidato automáticamente. El problema es que Rubalcaba ni mencionaba esto en su programa. No sé qué es peor.”

    Da igual. Volverás a votarles.

    No obstante, lo que haría el otro candidato sería lo que hacen todos: confiar en el buen juicio de patronal y sindicatos.

  5. Pedro Herrero 24 enero, 2012 a las 11:39 #

    Mola, en modelo territorial, y en el diseño disfuncional de competencias (y gasto) que es el cachondeo español el PSOE no está diciendo nada.

    Es guay. No deben de haber “quebrado” varias comunidades autónomas, ni estar a punto de caramelo ayuntamientos por toda España.

    Nada de fusión municipal, cuando el invento va a petar en breve. Sí señor. El PSOE, un partido con ambición reformista.

  6. david.a 24 enero, 2012 a las 11:50 #

    El PSOE lleva con lo de la simplifiación fiscal desde el programa de 2004 de Jordi Sevilla. ¿Se supone que esta vez hay que tomarles en serio?

  7. Carlos Jerez 24 enero, 2012 a las 12:06 #

    Hablando del PSOE y de sus ideas en economía.
    http://www.elpais.com/articulo/opinion/equivocos/contrato/unico/elpepiopi/20120124elpepiopi_11/Tes

    @David, leyendo lo anterior, parece claro que J. Sevilla esta por encima de la media de su partido.

  8. Francisco 24 enero, 2012 a las 12:10 #

    Carlos

    Los militantes votan delegados y los delegados eligen SG.

    Es como decir que al presidente del gobierno no lo eligen los votantes, porque lo votan los diputados.

    El sistema es mejorable, pero es que es el que hay hoy, no van a cambiar los estatutos antes de elegir.

    El verdadero problema es el ocultismo de gente como Tomás Gomez que ha sido elegido para llegar al congreso y decidir él solito.

  9. Frost 24 enero, 2012 a las 12:44 #

    Cada día pienso más que lo que necesitamos en España es un partido de centro al estilo del FDP alemán para que le ponga las pilas a los dos partidos grandes. Y eso que me considero de izquierda. Pero es que en este país hay semejante “oligopolio electoral” que ni siquiera cuando es necesario nadie compite por proponer algo nuevo.

    Que el FDP alemán sea un hoy día un fracaso y actualmente tenga tendencias suicidas es otra historia. Pero durante cuarenta años ha servido para que se gobernara con cierto sentido común, que escasea bastante por estos lares.

  10. Alex 25 enero, 2012 a las 03:12 #

    A mi Chacon me parece mas bien marketing que otra cosa. Rubalcaba tiene demasiados tiros dados, pero es como ese volvo que sabes que jamas te dejara tirado, incluso si transportando isotopos radioactivos en la guantera. He leido las propuestas de ambos y no son tan malolientes como esperaba , en la linea del programa electoral que presento el PSOE, tenia su puntillo vaya.
    Sin embargo y en el fondo de mi reflexion, creo que quien dio en el clavo fue este colega:
    http://www.elplural.com/2012/01/24/elegir-a-alguien-para-manana-cuando-no-se-sabe-definir-el-hoy-es-muy-peligroso/
    Excelente post Roger, si señor.

  11. Carlos Jerez 25 enero, 2012 a las 11:49 #

    @Francisco, no discuto que sea un método democrático o no, pero si que sea el mejor y muestro un sondeo de opinión entre los militantes, totalmente opuestos al mismo.

    Para mi el sistema de elección del SG vía delegados está lejos de ser el mejor. Aparte de la capacidad de los mismos de decidir a que candidato apoyan a posteriori, que como señalas han hecho algunos y veo como completamente negativa, los delegados son totalmente innecesarios para esta función, ya que no son representantes que tengan que decidir sobre muchos asuntos durante un período largo de tiempo, sino tan simplemente apoyar a uno u otro candidato y no es una tarea que creo vaya hacer mejor un representante de la militancia que ella directamente.

    Por supuesto, también nos podemos plantear el papel de nuestros representantes, los diputados, en el congreso, en un sistema con disciplina de voto y siendo casi siempre desconocidos para la mayoría y más aún sus posturas personales sobre política, me gustaría saber cuanta utilidad tiene tener 350 diputados votando en las Cortes en vez de los diferentes partidos votando con el peso que le hayan dado los ciudadanos. No niego que tengan utilidad, pero como no tengo un conocimiento profundo del tema me encantaría que me proporcionaseis un poco de luz.

    Saludos

  12. Miguel 26 enero, 2012 a las 10:11 #

    Roger, creo que interesante de difundir tu concepto de lo que una izquierda moderna debe ser, pero si algo ha demostrado esta crisis es que el capitalismo ultraliberal (al menos el que se ha montado) no ha servido de nada, nos ha hecho a todos mas pobres, al menos en Europa. Creo que es hora de volver a ideas mas izquierdistas y no al revés. Cuando me muestren el Curriculum de éxitos de los últimos 20 años de estos tipos de políticas, cambiaré de opinión.

    Eso no quita que haya que renovar muchas cosas del PSOE, pero no esto no es USA, ni la derecha del PP es de Cameron en el Reino Unido o la de Merkel de Alemania. Aquí ser realista con lo que se puede hacer para que te voten.

    Abaratar el despido pues quizá, pero todo lo demás y tiene mucho derrotismo (los ricos no van a pagar más).

Trackbacks/Pingbacks

  1. Congresos, enmiendas y periódicos | Cartier - 30 enero, 2012

    [...] sido así, pero no es eso lo que ha llegado.  Tampoco aquellos que se han molestado en analizar a Chacón y Rubalcaba han encontrado algo más que los lugares comunes donde habita el socialismo clásico. [...]