Ahora

Medidas de ahorro energético en transportes: valoración rápida

25 feb, 2011 - - @jorgegalindo

A estas alturas todos sabéis que el Gobierno ha sacado tres medidas de ahorro energético en transportes. La reducción de 110 km/h. en las autopistas es la que más polvareda está levantando. Por los informes y opiniones de expertos que he ido viendo y escuchando (ayer, CatInfo tuvo una tertulia interesantísima sobre el tema de los 80 km/h. con especialistas en el tema), de 120 a 110 no hay una reducción significativa de consumo. Y el alboroto en contra, como decimos, es considerable (aunque nótese que, hoy por hoy, haga lo que haga este Gobierno saldrá crucificado por su bajísima valoración). Sin embargo, de las otras dos medidas nadie habla.

Por un lado, Renfe va a bajar sus billetes en un 5%. La elasticidad-precio del ferrocarril es relativamente alta, así que esto puede dar un pequeño repunte (no superior al 2-3%) al tren “sacando” a estos movimientos de la carretera y de los aviones. Por otro, se incrementará el porcentaje de biodiésel del 5,8% al 7%. No soy un gran amante del biodiésel (al contrario, albergo serias dudas), pero comprendo que es la fuente que más a mano tienen para reducir dependencia a corto plazo.

En realidad, las medidas eran necesarias y son convenientes. Cualquier cosa que signifique sacar coches de la carretera me parecerá bien. Otra cosa es la adecuación de las políticas escogidas. El descenso de precio en Renfe es difícilmente discutible, y la única alternativa para la limitación de velocidad era subir impuestos (con efectos, por cierto, mucho más significativos). Vía que han decidido no tomar por razones obvias. Respecto al biodiésel, lo dicho: camino fácil.

En definitiva, lo que demuestra esta situación es que nuestro mix energético es un desastre más bien frágil, y que mejor empezamos a pensar en que modificarlo tiene más prioridad de la que pensábamos.




Sin comentarios

  1. Alex dice:

    Donde se debería buscar ahorro es en los desplamientos largos. Reducción de los billetes de Renfe larga distancia ninguno. Los AVE´s tampoco. La alternativa a motor, combustible más caro, y tiempo mayor en la carretera al bajar el límite de velocidad, productividad bajando a toda leche. Un comercial ahora tiene que hacer el triple de km para conseguir la mitad de clientes, en el doble de tiempo. Transportistas a pique.
    De la energía nuclear, en cambio nadie habla.

  2. Eleder dice:

    Pregunta tonta: ¿una reducción de casi el 10% de la velocidad máxima de los coches no aumenta el número de coches en la carretera en un momento dado, en vez de reducirlo?

  3. [...] This post was mentioned on Twitter by Jorge Galindo and Juan Font, Politikon.es. Politikon.es said: En el blog: Medidas de ahorro energético en transportes: valoración rápida http://bit.ly/gAumeY [...]

  4. Basilio dice:

    Otro enlace que podría encajar perfectamente en el “informes y opiniones” http://blogs.km77.com/teletransporte/5480/el-ahorro-de-combustible-no-sera-de-mas-del-2/

  5. Javier dice:

    En términos de combustible es mucho más eficiente hacer el mismo recorrido a 80 que a 120. O sea que está bien pensado. Aunque no se saque un sólo coche de la carretera, se ahorrará mucha energía.

    Y sacarán más dinero de las multas por exceso de velocidad, eso seguro. Tenemos el chip de los 120 puesto. Ir a 110 requiere poner atención y empeora el humor.

    Si, equivale a empeorar la red de transportes por carretera, con un efecto negativo en las productividades y la producción. Pero será para vehículos tipo turismo. No para los camiones, que no van tan rápido.

    Sí, el mix energético español es muy malo. Y personalmente no creo que cosechar combustible sea la solución.

  6. [...] Como dice Jorge Galindo por IC, sin embargo, que estas medidas sean buenas no quiere decir que sean las más adecuadas para los objetivos que estamos intentando cumplir. Si el gobierno quiere reducir la dependencia energética española vía una reducción del consumo de petróleo, hay una forma mucho más simple directa y barata para el erario público: subir el dichoso impuesto de hidrocarburos. Tenemos el impuesto sobre carburantes más bajo de la Unión Europea; pagamos menos por litro de gasolina que casi cualquier país medio desarrollado exepto Bulgaria y Estados Unidos.  Con precios tan bajos,no es de extraña que la gente prefiera coger el coche para todo y disfrute apretando el acelerador con ganas. No hay nada que funcione mejor para reducir el consumo de cualquier bien que subir su precio, y en esto tenemos aún margen. [...]

  7. Gulliver dice:

    Poner temporalmente un límite de velocidad a 110 por la crisis Libia es una medida perfectamente estúpida.

    1. Limitar lo que la gente puede hacer o no hacer cabrea al personal y con razón. Es mejor poner incentivos vía impuestos del combustible y que la gente decida si quiere ahorrar pisando menos el acelerador, cogiendo el tren o de otros modos.

    2. Pero es que precisamente ahora cuando los precios del petróleo están altos cuando menos hace falta limitar las ganas de la gente de quemar gasolina. Al contrario, las medidas adicionales para que la gente no coja el coche hacen falta cuando el precio del petróleo está por los suelos, y ese no es el caso.

    3. No solo la hacienda pública se va a resentir por la menor recaudación de impuestos de combustibles, poner y quitar señales de tráfico en todas la autovías, y luego volverlas a poner cuando pasen las medidas temporales, es un gasto inútil. Eso sí, lo recuperarán con creces con las multas.

    Rubalcaba dice “No existe riesgo de suministro, pero tenemos una factura que está subiendo por la crisis en el norte de África pero no solo en Libia, también en Egipto”. Vale, pero el Estado no es quien paga la factura, son los usuarios los que se rascan el bolsillo, así que deja que sean ellos quienes decidan si quieren economizar o no en sus gastos de transporte.

  8. wiredlata dice:

    En mi opinión, lo que es perfectamente estúpido es presionar a los Gobiernos para que no tomen medidas preventivas ante futuras situaciones problemáticas porque “el Estado no es quien paga la factura, son los usuarios los que se rascan el bolsillo, así que deja que sean ellos quienes decidan si quieren economizar o no en sus gastos de transporte.” y luego, años más tarde, cuando haya estallado la burbuja, quejarse de su inacción, incompetencia y falta de previsión.

    Como si los usuarios y el Estado fueran cosas distintas, por otra parte.

    O como dijo aquel sabio inmortal, “si las viviendas están caras es porque los españoles pueden pagarlas”.

    Y se quedó tan ancho.

  9. [...] El hecho es que la medida puede ser pacata o no tan efectiva como se pretende. Tal vez por la vía de los impuestos puedes generar incentivos para no consumir tanta gasolina. [...]

Comments are closed.