Ahora

Medidas de ahorro energético en transportes: valoración rápida

25 Feb, 2011 - - @jorgegalindo

A estas alturas todos sabéis que el Gobierno ha sacado tres medidas de ahorro energético en transportes. La reducción de 110 km/h. en las autopistas es la que más polvareda está levantando. Por los informes y opiniones de expertos que he ido viendo y escuchando (ayer, CatInfo tuvo una tertulia interesantísima sobre el tema de los 80 km/h. con especialistas en el tema), de 120 a 110 no hay una reducción significativa de consumo. Y el alboroto en contra, como decimos, es considerable (aunque nótese que, hoy por hoy, haga lo que haga este Gobierno saldrá crucificado por su bajísima valoración). Sin embargo, de las otras dos medidas nadie habla.

Por un lado, Renfe va a bajar sus billetes en un 5%. La elasticidad-precio del ferrocarril es relativamente alta, así que esto puede dar un pequeño repunte (no superior al 2-3%) al tren “sacando” a estos movimientos de la carretera y de los aviones. Por otro, se incrementará el porcentaje de biodiésel del 5,8% al 7%. No soy un gran amante del biodiésel (al contrario, albergo serias dudas), pero comprendo que es la fuente que más a mano tienen para reducir dependencia a corto plazo.

En realidad, las medidas eran necesarias y son convenientes. Cualquier cosa que signifique sacar coches de la carretera me parecerá bien. Otra cosa es la adecuación de las políticas escogidas. El descenso de precio en Renfe es difícilmente discutible, y la única alternativa para la limitación de velocidad era subir impuestos (con efectos, por cierto, mucho más significativos). Vía que han decidido no tomar por razones obvias. Respecto al biodiésel, lo dicho: camino fácil.

En definitiva, lo que demuestra esta situación es que nuestro mix energético es un desastre más bien frágil, y que mejor empezamos a pensar en que modificarlo tiene más prioridad de la que pensábamos.