Es el tema del día, y todo el mundo ha hablado de ello, así que supongo tengo que sacar cuatro comentarios. Como de costumbre, me voy a dedicar a llevar la contraria; ninguna sorpresa.

  • “Mejorar comunicación” es una de esos motivos que los políticos repiten a menudo, y la verdad, no es demasiado convincente. Ya sé que a veces escribo cosas de este estilo (cof, cof), pero eso no quiere decir que sea demasiado válida. El problema del gobierno no es que no se explican bien; el problema es que el desempleo está por encima del 20%. La administración Obama tiene probablemente el mejor comunicador del mundo al frente, y van camino de pegarse un buen morrazo en las elecciones (*).
  • Rubalcaba triunfante: este tipo llegó a ministro en 1992. Lleva dando tumbos por ejecutivos socialistas desde 1982 mismo. Es la viva imagen de político de carrera… y es el político mejor valorado del país. El tipo es bueno, muy bueno. El partido socialista de la era Zapatero tuvo, en sus primeros gobiernos, una curiosa obsesión con llevar gente muy joven y muy nueva, olvidándose demasiado a menudo del tremendo banquillo de talento de gobiernos pasados. En esta renovación vemos bastantes nombre de la vieja guardia, y es buena noticia.
  • Gobiernos competentes: ¿por qué Rubalcaba está bien valorado? porque los votantes creen que está haciendo un buen trabajo. Más que aprender a hablar bien, el gobierno necesita gobernar bien. Más concretamente, un milagro económico el 2011 – y para eso, las reformas han llegado tarde.
  • ¿Habrá más reformas? En contra de lo que dice Jorge Galindo, yo creo que Zapatero sí tiene ganas de marcha. Lo fácil hubiera sido pasar un par de arreglos cosméticos, pero el tipo ha entrado a saco, nombrando varios pesos pesados de la vieja guardia del partido. En dos semanas ha cerrado un pacto de legislatura que asegura la estabilidad hasta el final de la legislatura, y han cambiado ministros a mansalva. Creo que Zapatero tiene ganas de juerga.
La verdad, me parece que Zapatero ha hecho bien. Aunque alguno de los nombramientos son un poco extraños (Trinidad Jiménez es inexplicable, lo siento) y un cambio de imagen no te da unas elecciones (el votante medio es limitado, pero no idiota), lo cierto es que Zapatero parece tener aún ganas de tomar decisiones. Siguen teniéndolo muy crudo el 2012, pero al menos parece que Rajoy no podrá actuar como un zombie hasta el día de las elecciones.
(*): No que tener un orador fantástico no ayude, por eso. En medio de la peor recesión en décadas, Obama está 46-46 en popularidad. Estas imágenes de presidente radioactivo odiado por todos son exageraciones de la prensa, realmente.