A veces los periodistas, columnistas, contertulios y opinadores varios son como un rebaño de borregos. De acuerdo, son así casi siempre.

La cuestión es, cómo no, las elecciones por aquí. El consenso que se instalado por las buenas o por las malas es que Kerry perdió por el voto religioso, y por los integristas lanza biblias del sur de este país. Eso puede ser cierto, pero no tenemos porqué darlo como veraz de entrada. Primero de todo, porque aunque los datos de las encuestas parecen respaldar esta apreciación, esto no significa que sea así. Tenemos tablas de contingencia, pero correlación no implica causalidad. Podríamos especular, por ejemplo, que el 22% que voto por razones morales está lleno de gente rica. Son de derechas porque son ricos, no por otra cosa. Sin los datos y un análisis un poco más serio, no se puede decir gran cosa.

Aparte de eso, lo cierto es que si miramos los indicadores económicos, históricament Bush no estaba en una posición tan vulnerable. El paro ha subido, pero Bush pilla el país el año 2000 con un nivel ridículamente bajo. La economía ha crecido menos de media que durante Clinton u otros, pero la gente no hace media de 4 años, sólo mira 18 meses como mucho; y en ese periodo Bush no es un presi estelar, pero tampoco lamentable. La política exterior quizá ha sido un desastre, pero en la universidad uno de los mantras del comportamiento electoral es que la política exterior no decide el voto. La política de seguridad sí, y el hecho de que no haya habido más atentados le da a Bush el beneficio de la duda.

Sencillamente, los capítulos más catastróficos de la gestión de Bush no son demasiado visibles para el gran público (déficit, balanza de pagos, piromanía en política exterior, medio ambiente, política fiscal regresiva). Además, los demócratas han hecho un trabajo lamentable en señalar qué no funcionaba, y cuando lo hacían, tenían como candidato a un tipo que a mí me parecías interesante.

La cuestión es, yo soy un intelectual gafoso. Si a me parece interesante, eso significa que todo aquel que no es un tarado de la política como yo creera que es un marciano, un mentiroso, o algo peor. El hecho de que a pesar de la muy floja campaña electoral Kerry sacara un 48% (y con un video de tío Bin Laden antes de las elecciones) señala que Bush no es, ni de lejos, amado.